Loader
¿Qué es la Anosmia? - Corona consultas
334
post-template-default,single,single-post,postid-334,single-format-standard,bridge-core-2.1.9,ajax_updown,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

¿Qué es la Anosmia?

¿Qué es la Anosmia?

Tal vez escuchaste que un síntoma del coronavirus es la anosmia. ¿La qué? La anosmia es la pérdida total del olfato. Esto se debe a que en informes preliminares de estudios en España y Alemania se identificó anosmia en 2 de cada 3 casos de COVID-19. Incluso se ha indicado que, en ciertos casos, este síntoma puede llegar a aparecer antes que los otros más conocidos. Por eso, para no asustarse, es muy importante diferenciarla de la pérdida parcial vinculada a un resfrío.¿Cómo funciona el olfato?
    Los olores son generados por moléculas que viajan por el aire hasta que se encuentran con receptores específicos que están en la nariz (el epitelio olfatorio, para ser más elegantes y precisos). Estos receptores se conectan con un nervio (el nervio olfatorio) que lleva la información al cerebro. Así nos damos cuenta de que ya es momento de sacar la torta del horno.
     Pero el olfato no detecta solo a la distancia. Cuando tenemos un alimento en la boca se liberan moléculas (mientras masticamos y gracias al contacto con la saliva) que entran en contacto con los receptores olfatorios de manera retronasal (por dentro de la cavidad bucal). Así detectamos que, además de ser dulce (eso nos lo dice el gusto, que es un sentido diferente), la torta es de vainilla.
    Entonces, para percibir un aroma, ya sea de lejos o en la boca, necesitamos: moléculas en el aire, receptores específicos disponibles, el nervio que lleva la información al cerebro y la zona del cerebro que lo procesa.
    Cuando estamos resfriados, la mucosidad interfiere en los receptores y nos hace perder un poco el olfato. Muchas veces, creemos que no sentimos el gusto de la comida. Error. El dulce de la torta lo sentimos, lo que no percibimos es el olor, entonces la torta la sentimos dulce pero no nos damos cuenta si es de vainilla o naranja (recordemos que los gustos son ácido, amargo, dulce, salado y umami; todo lo demás es dominio del olfato).
    En la anosmia no se bloquean los receptores, sino que se daña el nervio olfatorio. Entonces respiramos normalmente, no hay mucosidad, pero no olemos nada. Pero nada de nada. No como en el resfrío, en que paulatinamente aumenta la congestión y disminuye la intensidad de los aromas percibidos. En el caso de la anosmia la pérdida es abrupta y total. Si perdemos al mensajero que lleva la información al cerebro, no llega ninguna información.   

 ¿Cómo detecto si tengo anosmia?

  • Respiramos normalmente, no hay mucosidad, pero no olemos nada de nada
  • Dejamos de oler aromas agradables y desagradables
  • Esta pérdida puede ser súbita, de un día para el otro
  • Como los aromas los percibimos también de forma retronasal (dentro de la boca), la anosmia hace que los alimentos pierden el sabor. Vamos a percibir los gustos (dulce, ácido, amargo, salado, umami) pero no los sabores complejos (chocolate, frutilla, etc).

Podemos hacer un sencillo test:
Le pedimos a alguien que esté con nosotros en casa que nos alcance distintos productos que tengan un olor que ya conocemos y sentimos a diario. Por ejemplo, el perfume que usamos siempre, el frasco de café, el shampoo, incluso la basura.
Con los ojos cerrados, deberíamos poder identificar de qué se trata.
Si tenemos un producto delante y no olemos nada, es necesario comunicarse con nuestro médico de cabecera, para que nos sugiera qué hacer.

Spread the love
No Comments

Post A Comment